Beneficios de la salud

Beneficios para la salud de la espinaca: un superalimento impresionante


En realidad, no es uno de los beneficios para la salud de las espinacas, sino las hojas de color verde oscuro con un crujido en ellas. Sí, eso es una ventaja.

Espinaca, botánicamente se llama Espinacia oleracea, es una verdura muy comúnmente disponible.

Los beneficios de comer espinacas se han discutido y reconocido durante décadas. Para animar a los niños a comer espinacas, se muestra que incluso el personaje de dibujos animados de Popeye obtiene su energía de las espinacas.

Extremadamente bajas en calorías, estas verduras de hoja verde están cargadas de toneladas de nutrientes, lo que las convierte en una opción perfecta para las comidas diarias. Está disponible todo el año y es muy fácil de cocinar.

Valor nutricional de la espinaca

La espinaca está cargada de vitamina A, C y K y otros minerales, lo que la hace extremadamente beneficiosa para los ojos y los órganos internos del cuerpo. Extremadamente ricos en fibra dietética, estos alimentos ricos en nutrientes ayudan a mejorar la digestión y ayudan a eliminar los desechos del cuerpo.

Una rica fuente de muchas vitaminas del complejo B como piridoxina, tiamina, niacina y riboflavina, la espinaca es un componente perfecto de una dieta equilibrada. Esta verdura de hoja también es una fuente de betacaroteno que actúa como antioxidante. Ayuda a prevenir el deterioro cognitivo rápido y afecciones como la enfermedad de Alzheimer.

La mayoría de las veces, las personas que consumen una dieta puramente vegetariana carecen de ácidos grasos omega-3.

Los ácidos grasos omega-3 son el colesterol bueno que ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas al descomponer el colesterol malo en el cuerpo.

Si bien muchas carnes y pescados contienen ácidos grasos omega-3, no muchas verduras los contienen, por lo que la espinaca es uno de los mejores superalimentos que reduce el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, la espinaca es una buena fuente de estos ácidos grasos Omega-3, lo que los convierte en un valioso componente de la dieta para los vegetarianos.

Comer espinacas con regularidad puede proporcionar increíbles beneficios para la salud:

Comer espinacas con regularidad tiene muchos efectos positivos en nuestra salud. El color verde de la espinaca proviene de la clorofila presente en ella. La clorofila es una rica fuente de vitaminas como la vitamina A y C.

La espinaca es considerada uno de los alimentos más saludables del mundo por su valor nutricional y los beneficios que aporta al organismo humano.

Propiedades anti-inflamatorias

La espinaca tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a curar cualquier inflamación en los tejidos y células del cuerpo. La espinaca tiene altos niveles de contenido de fitonutrientes, que incluye flavonoides y carotenoides.

Estos fitonutrientes tienen propiedades antiinflamatorias y también actúan como agentes anticancerígenos.

Se están investigando las propiedades anticancerígenas de los flavonoides que se encuentran en las espinacas y pronto los extractos de espinacas podrían usarse en estudios de laboratorio controlados.

Se ha descubierto que estos flavonoides ralentizan la división de las células de las células cancerosas del estómago. La espinaca también ha demostrado reducir la incidencia de cáncer de mama en las mujeres.

La espinaca también tiene ácido fólico y ácido alfa lipoico que pueden ayudar a reparar el daño celular.

Espinaca como fuente de antioxidantes

Las hojas verdes de la espinaca son fuentes ricas en antioxidantes. Los flavonoides y carotenoides que le aportan propiedades antiinflamatorias también actúan como antioxidantes.

Los otros antioxidantes presentes en las espinacas son la vitamina A, C y E.

El manganeso presente en las espinacas tiene un alto contenido de zinc que también es un gran antioxidante. Estos antioxidantes previenen el envejecimiento prematuro de las células del cuerpo, lo que hace que uno se vea y se sienta joven por mucho tiempo.

Dos tipos de carotenoides, luteína y zeaxantina, actúan principalmente como antioxidantes para la región de los ojos. Mantienen la retina y la mácula saludables y flexibles, manteniendo los ojos funcionando bien durante mucho tiempo, previniendo afecciones como la degeneración macular relacionada con la edad.

Controlar la presión arterial

La espinaca es rica en potasio. De hecho, es una de las fuentes más ricas en potasio. Una taza de espinaca cocida tiene 839 mg de potasio, que es incluso más alta que el plátano, que tiene 539 mg de potasio por taza.

El potasio en las espinacas ayuda a regular el contenido de líquido de la sangre manteniendo la presión arterial bajo control. El exceso de sodio conduce a una mayor retención de agua en el cuerpo y puede causar presión arterial alta.

El potasio anula los efectos del sodio y equilibra la presión arterial. Una dieta baja en potasio puede tener los mismos efectos sobre la presión arterial que una dieta alta en sodio.

Secreto para una piel y un cabello hermosos

La vitamina A presente en las espinacas es un importante facilitador de la producción de sebo. El sebo es una secreción de las glándulas sebáceas del cuerpo que mantiene hidratados el cabello y la piel.

La vitamina A también es esencial para el crecimiento de diferentes tejidos corporales, incluidos los de la piel y el cabello. La vitamina C presente en las espinacas ayuda en la producción de colágeno.

El colágeno es una sustancia que aporta textura a la piel y al cabello del cuerpo. El consumo regular de espinacas ayuda a mantener la piel y el cabello saludables y suaves.

Desarrollo de huesos fuertes

La vitamina K presente en las espinacas juega un papel muy importante en el desarrollo de los huesos. Mejora la masa ósea al promover la actividad osteotrófica o de construcción ósea en el hueso.

100 gramos de hojas frescas de espinaca proporcionan el 402% del requerimiento diario de vitamina K. No consumir cantidades suficientes de vitamina K puede provocar huesos débiles que pueden romperse fácilmente.

La espinaca reduce la osteoporosis en las mujeres y es muy recomendable para las mujeres mayores de 30 años. Además de la vitamina K, la espinaca también contiene buenas cantidades de calcio que también ayuda a mejorar la fuerza ósea.

Mejora de la salud gastrointestinal

La vitamina C presente en las espinacas hace maravillas cuando se trata de mejorar la salud gastrointestinal.

La vitamina C junto con los betacarotenos, protegen las células del revestimiento interno del colon de los efectos dañinos de los radicales libres e incluso de algunas bacterias dañinas.

La espinaca también previene cualquier mutación en las células del colon que pueda provocar daños en el colon e incluso cáncer.

¿Cómo incorporar la espinaca en la dieta diaria?

La espinaca es una verdura que se puede cocinar y consumir de diversas formas.

La versatilidad de estas verduras de hoja verde se puede conocer por el hecho de que se pueden incorporar en ensaladas y comerlas crudas o cocidas para crear recetas deliciosamente sabrosas. La espinaca se puede incluir en pastas y sopas.

A la hora de cocinar, la mejor forma de cocinar las espinacas es hirviéndolas. El agua hirviendo debe desecharse ya que tiene un alto contenido de ácido.

Hervir las espinacas libera el ácido oxálico, lo que las hace aún más saludables para el consumo. La espinaca es una verdura que puede agregar color y sabor a los alimentos a los que se agrega.

También puede hacer un jugo de espinaca con hojas de espinaca crudas. Haga esto más bebible y agradable agregando un tallo de apio y manzana verde en el exprimidor. Experimenta con otras combinaciones hasta que encuentres el sabor que más te convenga. Agrega esto a la lista de tus batidos verdes para que no te quedes sin ideas saludables para hacer jugos.

Con la gran cantidad de nutrientes que contiene, la espinaca incluida en las comidas diarias puede proteger y mejorar la salud y hacer que uno se vea y se sienta joven.


Ver el vídeo: Luego De Saber Esto Comerás Espinacas Todos Lo Días IMPRESIONANTE. Mejor Salud (Mayo 2021).