Cactus - Suculentas

Cultivo de cactus Acanthocalycium: cómo cuidar el cactus de alambre de púas


Cactus Acanthocalycium (a-kanth-oh-ka-LEE-see-um) es un género de especies de cactus decorativos conocido por sus abundantes y coloridas flores.

El género pertenece a la familia Cactaceae y es originario de la región cálida y húmeda del norte de Argentina, Sudamérica principalmente en la provincia de Córdoba.

En comparación con otras especies de cactus dentro de la familia, el género Acanthocalycium es fácilmente identificable a partir de las grandes areolas con espinas.

Encontrado abundantemente en Argentina, el nombre del género proviene del griego, que se traduce como "brotes espinosos", donde "akantha" significa espinosos y "kalyx" significa brotes.

Esta es una referencia a las afiladas espinas que poseen los tubos florales.

Los nombres comunes incluyen:

  • Cactus de alambre de púas
  • Pera espada
  • Cactus triangular

Cuidado del cactus Acanthocalycium

Tamaño y crecimiento

Las especies de Acanthocalycium son conocidas por sus flores. Estos cactus comienzan como redondos o cilíndricos.

Con el tiempo, a medida que maduran, adquieren una forma más alargada y se vuelven más elípticas.

Los tallos de las especies de Acanthocalycium tienen aproximadamente 19-20 costillas a las que les crecen areolas espinosas.

El cactus en sí tiene un color gris verdoso con matices que se desvanecen hacia el amarillo. Las espinas de las costillas son más oscuras en la base y casi plateadas hacia la punta.

Dependiendo de la especie y la variedad de Acanthocalycium que elija, el cactus puede crecer hasta 4 ″ a 6 ″ pulgadas de largo y 4-6 ″ pulgadas de diámetro.

Los cactus también pueden tardar hasta 3 años en alcanzar la madurez completa.

Floración y fragancia

Como se mencionó anteriormente, el género Acanthocalycium es conocido por sus floraciones. Los cactus comienzan a florecer en la primavera y continúan haciéndolo hasta el verano.

Los notorios tubos florales escamosos crecen sobre los cactus. Es de estos tubos florales o cálices espinosos que brotan las flores.

La flor en sí es bastante grande y tiene forma de campana o embudo.

En cuanto al tamaño, mide 2 ″ pulgadas de largo y hasta 1.6 pulgadas de diámetro.

El color de la flor depende de la especie y varía de rojo, rosa, morado o amarillo.

Luz y temperatura

Acanthocalycium, como muchos otros cactus, ama el sol. Colóquelos en un área que reciba pleno sol durante todo el día, en un ambiente aireado.

Colóquelos en sombra parcial en los meses más calurosos. Lo hacen bien en las zonas de resistencia del USDA 8b a 11.

La temperatura mínima adecuada para las plantas de Acanthocalycium es de 45 ° grados Fahrenheit.

Si la temperatura desciende por debajo de los 45 grados Fahrenheit, puede obstaculizar el crecimiento del cactus.

Si se encuentra en un lugar frío, asegúrese de que su planta de Acanthocalycium esté en un ambiente protegido.

Riego y alimentación

El género Acanthocalycium es tolerante a la sequía, lo que los hace adecuados para xeriscaping.

Las plantas de Acanthocalycium tienen necesidades de riego moderadas y necesitan riego cada tres o cuatro días en el verano.

Sin embargo, asegúrese de no regar en exceso, ya que puede dañar las raíces.

En invierno, reduzca el riego a una vez por semana o más. Nuevamente, evite regar en exceso.

Espere hasta que la tierra esté casi completamente seca antes de volver a regarla.

Use un fertilizante balanceado y alimente al cactus al menos una vez al mes durante la temporada de crecimiento de mayo a octubre.

Suelo y trasplante

Las especies de Acanthocalycium prosperan en suelos bien drenados.

El trasplante se realiza mejor al comienzo de la temporada de crecimiento (primavera) o en el verano.

Trasplante cuando el suelo esté seco.

Golpee suavemente la olla para aflojar las raíces y luego retire suavemente la olla.

Retire la tierra vieja y las raíces muertas con una mano suave. Coloque la planta nuevamente en una maceta nueva y rellénela con tierra para macetas.

Deje la planta seca durante una semana y luego riegue ligeramente para evitar la pudrición de la raíz.

Aseo y mantenimiento

Acanthocalycium es un cactus de bajo mantenimiento.

Lo único que debe tener cuidado es no regar en exceso y usar un suelo bien drenado.

Propagación de acantocalicio

Propagar cactus Acanthocalycium a partir de semillas.

Cultivar cactus a partir de semillas puede ser emocionante, ya que observa cómo las pequeñas plántulas cambian de apariencia rápidamente.

Ver los cambios es divertido y una experiencia de aprendizaje a medida que siembras semillas y cultivas plantas maduras.

Los contenedores de siembra de semillas deben estar limpios

Una maceta de arcilla o de flores poco profunda o incluso una bandeja de plástico funcionará como recipiente para plantar semillas.

Sea cual sea el tipo de recipiente seleccionado para plantar semillas, DEBE estar completamente limpio.

Para limpiar y desinfectar sus macetas, arcilla o plástico, siga este proceso paso a paso:

La forma más fácil de limpiar y esterilizar las macetas es sumergirlas en una solución de lejía.

  • 9 partes de agua
  • 1 parte de lejía
  • Deje las macetas en remojo durante 10 minutos.
  • Luego ponga las macetas en un jabón para platos y enjuague con agua durante 10 minutos.
  • Deje que las macetas se sequen

Una vez que las macetas se hayan secado, cubra los orificios inferiores y llene el recipiente con tierra de cactus.

No presione ni apriete demasiado la tierra. En su lugar, sedimente la tierra golpeando el recipiente sobre una superficie dura varias veces.

Deje una distancia de aproximadamente ½ pulgada desde la superficie del suelo hasta el borde superior de la maceta.

Esto deja espacio para colocar una hoja de vidrio encima.

Extienda la semilla lo más uniformemente posible y presione la semilla ligeramente con un pequeño trozo de madera.

Esto elimina la necesidad de tamizar la tierra sobre la semilla fina.

NOTA: Agregue un poco de arena a la semilla para ayudar a distribuir la semilla de manera uniforme.

Temperaturas de germinación

Las semillas de acantocalycium germinan mejor a una temperatura constante de alrededor de 80 ° grados Fahrenheit.

La germinación exitosa es posible a temperaturas de alrededor de 70 ° grados Fahrenheit, especialmente si las temperaturas varían entre 70 ° - 85 ° grados Fahrenheit.

Los mini invernaderos también son una excelente manera de sembrar y cultivar semillas de cactus.

Agua con cuidado

La semilla de cactus se puede lavar fácilmente al regar. Es una buena idea poner la bandeja de semillas o la maceta en un recipiente poco profundo con agua.

Como el subirrigación (SIP), el suelo absorbe el agua del fondo.

La maceta de semillas no debe estar a la luz directa del sol sino en un lugar brillante.

Tenga cuidado de no permitir que la tierra se seque mientras las semillas están germinando. A veces, las semillas comienzan a brotar después de tan solo 10 a 14 días.

Una vez germinado retirar la hoja de vidrio o la tapa del mini-invernadero.

Las plantas jóvenes necesitan aire circulante y luz y menos humedad para evitar que se pudran.

Obtenga más información sobre cómo iniciar la propagación de cactus en nuestro artículo sobre cómo propagar cactus.

Problemas de plagas o enfermedades de acantocalicio

El acantocalycium es susceptible a la pudrición de la raíz cuando se deja en agua durante períodos prolongados en un clima húmedo.

En cuanto a las plagas, los cactus Acanthocalycium son vulnerables a los ataques de pulgones, cochinillas y mosca blanca.

Si ve una infestación, trátela con la opción menos tóxica lo antes posible para evitar que la situación empeore.

Usos sugeridos del acantocalicio

Las diversas especies de Acanthocalycium son más conocidas por sus bonitas y coloridas flores.

Por lo tanto, son excelentes plantas decorativas y perfectas para un jardín de ventana.


Ver el vídeo: Cuidados del cactus de Navidad. Fabi Plantas (Mayo 2021).