Áloe

Cómo cuidar el aloe marlothii (aloe de montaña)


Aloe marlothii [AL-oh, mar-LOTH-ee-eye] es un gran tipo de planta suculenta de hoja perenne originaria de Botswana, Mozambique, Swazilandia, la República de Sudáfrica y Zimbabwe.

Al igual que con muchas otras plantas del género de plantas Aloe, esta especie se está estudiando para una variedad de usos medicinales.

Aloe marlothii (aloe de montaña) recibe su nombre común de la capacidad de la planta para prosperar en regiones montañosas, pero también se conoce como aloe de flores planas (debido a las distintivas ramas horizontales) y aloe espinoso.

Mientras tanto, la especie lleva el nombre científico del botánico alemán Hermann Wilhelm Rudolph Marloth.

Como ocurre con todas las especies de aloe, el aloe de montaña proviene de la familia Asphodelaceae (subfamilia Asphodeloideae).

El aloe de montaña se distingue de sus parientes por su apariencia robusta y flores brillantes.

Sus hojas gruesas de color verde grisáceo se estrechan desde una base ancha hasta una punta afilada y pueden crecer hasta 5 pies de largo en una densa roseta.

En áreas más húmedas, las hojas pueden aparecer de un verde más vibrante.

Las hojas viejas permanecen envueltas desde el tallo para formar una falda o enagua, lo que aumenta la apariencia robusta de esta planta.

Las espinas de color marrón rojizo de esta planta, incluso en las superficies inferiores, comienzan densas y se adelgazan con la edad.

Corren por los márgenes de cada hoja, pero también aparecen al azar en las partes carnosas.

Cuidado de Aloe Marlothii

Tamaño y crecimiento

El aloe de montaña tiene una tasa de crecimiento lenta, alcanzando una altura máxima de 8 pies a 10 pies de altura, con una extensión de hasta 6 pies de ancho.

Prospera en las zonas de resistencia del USDA 9-12.

Debido a la falda marchita y la extensión de su roseta, esta planta tiene un aspecto bien redondeado, incluso en altura completa.

Debido a esto, estas plantas generalmente necesitan un espacio de 6 pies para lograr un crecimiento óptimo, aunque puede compartir este espacio con plantas más pequeñas en un jardín complementario.

Flores y fragancias

Las flores tienden a florecer desde finales del otoño hasta principios del invierno.

Estos forman parte de una panícula que contiene hasta 30 racimos que tienden a crecer principalmente de forma horizontal.

La inflorescencia de Aloe marlothii es de un llamativo color rojo brillante, amarillo anaranjado o amarillo.

Se sabe que la planta atrae tanto pájaros cantores como colibríes, lo que agrega aún más belleza al espacio en el que se planta.

Luz y temperatura

Esta planta requiere pleno sol para mantenerse saludable en el jardín.

A pesar de esto, su hábitat montañoso nativo le permite soportar temperaturas tan bajas como 15 ° grados Fahrenheit (-9 ° C).

Como resultado, Aloe marlothii es más adecuado para las zonas de calor 10-11 y la mayoría de las zonas climáticas 8-9 y 12-24.

Riego y alimentación

Al plantar o trasplantar Aloe marlothii por primera vez, la planta debe regarse una vez por semana durante el primer mes y luego destetarse.

Al igual que con muchas suculentas, un aloe de montaña bien establecido es capaz de sobrevivir sin agua durante varios meses, lo que lo convierte en una opción perfecta para regiones propensas a la sequía.

Las hojas excesivamente infladas son un signo de riego excesivo, que puede provocar la pudrición si no se abordan.

Por el contrario, las hojas opacas o demasiado delgadas son una señal de que la planta no está recibiendo suficiente hidratación.

Aloe marlothii prefiere un verano cálido y húmedo y un invierno seco debido a sus estaciones nativas de monzones.

Suelo y trasplante

Aloe marlothii prospera en una amplia gama de tipos de suelo, prefiriendo arena o marga y capaz de manejar suelos ácidos, alcalinos y de pH neutro igualmente bien.

Demasiada arcilla o densidad en el suelo puede resultar en riego excesivo.

Las rocallas son una excelente opción, ya que el calor extra irradiado beneficia a esta planta de aloe en climas más fríos.

Una buena mezcla para macetas para usar en regiones relativamente húmedas es una parte de compost y una parte de arena de río por cada dos partes de suelo arcilloso pesado.

Los entornos especialmente áridos pueden beneficiarse más de la densidad del suelo sin diluir, ya que retendrá el agua durante períodos más largos.

Sin embargo, agregar harina de huesos puede ayudar a reducir el riesgo de pudrición.

Aseo y mantenimiento

El aloe de montaña es una planta de bajo mantenimiento, que requiere muy poco mantenimiento o riego adicional una vez en el jardín.

Las hojas marchitas forman una enagua natural y, por lo tanto, no es necesario podarlas.

Más variedades de aloe

  • Aloe arborescens - Planta candelabro
  • Aloe Aristata - Encaje de Aloe
  • Aloe Cameronii - Aloe rojo
  • Aloe Ferox - Aloe del Cabo

Cómo propagar el aloe de montaña

El aloe marlothii es fácil de cultivar a partir de semillas cuando se planta en un recipiente con orificios de drenaje en la parte inferior.

Coloque una capa de piedras y cubra con una pequeña cantidad de compost antes de agregar tierra estéril.

La arena de río también funciona bien.

Las semillas se pueden sembrar directamente sobre la arena con una fina capa de arena.

Rocíe el recipiente y guárdelo en un lugar con luz solar directa.

Riegue cada mañana hasta la tarde, reduciendo la frecuencia después de la germinación.

El cuidado regular resultará en un crecimiento más rápido.

La plántula se puede transferir a una maceta con más suelo arcilloso sobre astillas de piedra y compost en cualquier momento entre los tres meses y los dos años de edad.

Plagas o enfermedades del aloe de montaña

El aloe de montaña es una planta muy resistente, tolerante a los ciervos, la sequía y la mayoría de las enfermedades.

Regar en exceso esta planta puede provocar la pudrición.

Se sabe que la planta es susceptible a la escama blanca y al hongo de la roya del aloe.

Las cochinillas, los ácaros, los insectos escamosos y los escarabajos del hocico son amenazas potenciales.

En su entorno natural, el aloe de montaña utiliza el viento para propagarse.

Como tal, esta planta puede extenderse fácilmente por su jardín.

Los retoños que broten pueden eliminarse con poco esfuerzo, evitando que esta especie se convierta en invasora.

Usos sugeridos de Aloe Marlothii

Los aloe marlothii son suculentas perfectas para pilares vivientes y su inflorescencia de invierno es un gran acentos para un jardín mediterráneo, cabaña o jardín de rocas.

Al ser tolerante a la sequía, este aloe de árbol espinoso solo con Agave se ha promovido como parte de los esfuerzos para fomentar la jardinería con poca agua en California.

Tradicionalmente, los zulúes los usaban para tratar lombrices intestinales y las culturas vecinas lo usaban como ingrediente para aliviar los problemas estomacales.

Estos beneficios aún no están confirmados.

El aloe de montaña ha sido parte de estudios médicos que involucran permeación dérmica y anti-eritema en humanos, así como pruebas sobre tratamientos anti-garrapatas para ganado, prometiendo varios usos medicinales con más efectividad que el aloe Ferox.


Ver el vídeo: flores de aloe marlothi (Mayo 2021).