Perenne

Aprenda a cultivar Salvia Leucophylla


Purple Sage, botánicamente llamado Salvia Leucophylla (SAL-vee-uh, loo-koh-FIL-uh), es un arbusto perenne de hoja perenne y parte del género de plantas Salvia.

Es un miembro de la familia de la menta Lamiaceae y es originaria de la Cordillera Peninsular, que se extiende desde el sur de California hasta Baja California.

Algunas especies de la planta son nativas de los Estados Unidos, incluido Utah.

La planta con flores fue descubierta por David Douglas (un botánico escocés) cerca de Santa Bárbara, California y fue nombrada por un botánico estadounidense, Edward Lee Greene en 1892.

La planta tiene dos nombres comunes que son los siguientes:

  • El sabio morado de San Luis
  • Salvia gris

Cuidado de Salvia Leucophylla

Crecimiento y tamaño

La salvia púrpura tiene un crecimiento de medio a rápido, con una altura de 1,5 a 2 pies de alto y 1,5 pies de ancho.

En condiciones secas y cálidas, la planta disfruta de una larga vida útil (de 9 a 10 años).

La planta se desarrolla en una estatura erguida y produce hojas alargadas.

Estas hojas son originalmente de color púrpura ahumado, pero a medida que maduran se vuelven de color verde grisáceo.

Los tallos de color violeta intenso son resistentes en la base pero aterciopelados en las puntas.

Floración y fragancia

Como su nombre lo indica, la salvia púrpura tiene flores púrpuras brillantes y llamativas que florecen varias veces en una sola temporada de crecimiento.

Arbustos y muy fragantes, la época de floración típica de estas flores es a mediados del verano y la primavera.

Este tipo de planta tiene espigas florales ricas y verticales.

Cuando se cultivan en condiciones ideales, llenan los jardines con su color vibrante y su agradable olor.

Luz y temperatura

La salvia púrpura prefiere pleno sol o sombra parcial para un crecimiento saludable.

Sus semillas suelen tardar aproximadamente 20 días en germinar a 21 ° C (70 ° grados Fahrenheit).

La planta amante del verano tolera el frío hasta cierto punto, generalmente de 0 ° a -10 ° grados Fahrenheit (-18 ° a -23 ° C).

La planta es resistente a las zonas de resistencia del USDA 5 a 9.

Riego y alimentación

La planta perenne es tolerante a la sequía por naturaleza.

Tiene el potencial de tolerar un riego ligero hasta dos meses en el verano.

La planta necesita poca agua para reanimarse, incluso cuando las hojas están secas y marchitas.

En otras palabras, la planta requiere una humedad extremadamente baja.

Las plantas de salvia púrpura están bien sin fertilizantes.

Sin embargo, si el suelo se vuelve ácido debido a la descomposición de la materia orgánica o la lixiviación del agua, aplique un fertilizante acidificante de buena calidad.

Suelo y trasplante

  • Salvia Leucophylla crece bien en varios tipos de suelo. Ya sea liviano o pesado, disfruta de suelos calizos, arcillosos, arenosos y medios.
  • Sin embargo, el suelo debe ser rico y bien drenado para asegurar el crecimiento satisfactorio de la planta.
  • El trasplante de salvia púrpura debe realizarse en un día fresco y soleado.
  • Asegúrese de que las condiciones climáticas no sean ni demasiado frías ni calientes.
  • Cava un hoyo profundo con una pala donde la planta reciba pleno sol o sombra parcial.
  • A continuación, trasplante toda la planta. Pode el exceso de raíces y colóquelo suavemente en el agujero.
  • Cubre la planta con tierra y mézclala con tierra para macetas.
  • Riegue el suelo para que esté húmedo y bien drenado.

Aseo y mantenimiento

  • La salvia púrpura es una planta que requiere relativamente poco mantenimiento.
  • Requiere poda ligera a principios de primavera o finales de invierno.
  • Recorte las ramas con podadoras manuales para darle a la planta una apariencia limpia y cuidada.
  • Agregue una capa de mantillo, como corteza picada o corteza triturada, alrededor de la planta para que luzca más limpia y ordenada.
  • El riego ocasional ayuda a mantener a raya a las plagas destructivas.

Cómo propagar la salvia púrpura

  • La salvia púrpura se propaga popularmente a partir de tallos cortados.
  • Corta una pequeña punta de un tallo y sumérgela en la hormona de enraizamiento.
  • Luego, plántelo en arena ligera o pesada.
  • Surgirán nuevas raíces en dos meses.
  • Transfiera la tierra a un recipiente pequeño y espere hasta que se forme el sistema de raíces.
  • Luego transfiera la nueva planta a un recipiente grande.

Plagas y enfermedades de la salvia púrpura

Salvia Leucophylla es susceptible a bastantes plagas y enfermedades.

Si la planta no se fertiliza adecuadamente, puede infectarse con insectos como moscas blancas, pulgones, salivazos y ácaros, pero es resistente a los ciervos.

Estos insectos estropean las hojas de la planta haciéndolas amarillas y caídas.

La salvia púrpura sufre de dos de las enfermedades fúngicas y bacterianas más comunes: la agalla de la corona y la roya de la menta.

Estas enfermedades suelen entrar por las heridas de la planta.

Usos de Salvia Leucophylla

La salvia púrpura tiene fines medicinales paisajísticos, comestibles y de los nativos americanos.

Un licor de hierbas de las semillas y los tallos de la planta ayuda a tratar el resfriado, la tos, los dolores de cabeza, los dolores de estómago y la congestión del pecho.

Las semillas de la planta nativa también se cuecen y se muelen en polvo para ser utilizadas en una amplia variedad de platos.

Se agregan en sopas y guisos para darles sabor.

La salvia morada también le da un sabor sabroso a las cremas para untar de queso y mantequilla.

La hermosa planta también se utiliza con fines ornamentales.

Ayudan a acentuar el diseño de jardines, bordes de bordes, entradas para vehículos, callejones, patios, cercas, espacios pequeños, jardines de hierbas, etc.

Cuando se plantan en jardines y patios, ayudan a atraer polinizadores como colibríes, mariposas y abejas.


Ver el vídeo: Cómo plantar y podar SALVIA Curso básico de FLORICULTURA 2020: Capítulo 2. LdN (Mayo 2021).